Intoxicados, desmanes y caos durante las manifestaciones

“Fuera paquetazo, fuera”, “fuera Lenín, fuera”, “FMI, fuera de aquí”, fueron varias de lasconsignas que se escuchaban ayer en las calles de Cuenca de parte deprotestantes que integraban una gran multitud que manifestaba en rechazo a las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional, particularmente en lo inherente al retiro del subsidio a los combustibles.

Ayer se cumplió el séptimo día de manifestaciones que dejó varias personas heridas, intoxicadas, detenidas y algunos desmanes. Este Diario intentó conseguir la cifra de heridos a través de la Gobernación del Azuay, pero hasta el cierre de esta edición, el departamento de comunicación refirió que hasta entonces aún no se disponía de una cifra oficial.

Hombres, mujeres, profesores, médicos, estudiantes, transportistas y ciudadanía en general se unieron a las manifestaciones con el objetivo de conseguir que el Gobierno Nacional se rectifique en las medidas económicas adoptadas, especialmente en lo que respecta al alza de los combustibles.

En horas de la mañana los estudiantes de la Universidad de Cuenca, profesores, médicos y grupos se concentraron en la puerta principal de la institución sobre la avenida Doce de Abril e iniciaron una marcha hacia el Centro Histórico. Otro grupo se reunió en el parque de San Blas y un tercero se movilizó desde Baños. A las manifestaciones también se unieron habitantes de las parroquias rurales como El Valle y Santa Ana.

Poco apoco los ciudadanos se concentraron a pocas cuadras de las inmediaciones de la Gobernación del Azuay para manifestarse. Más tarde cuando se acercaron a ésta edificación con vehemencia, miembros de la Policía lanzaron bombas lacrimógenas para dispersarlos. Esto provocó que los protestantes empezaran a lanzar piedras, palos, botellas y otros objetos.

Heridos

Cortinas de humo se formaron por todas las cuadras cercanas a la Gobernación. Los manifestantes trataban de evitar recibir el humo del gas lacrimógeno, cubrían sus rostros con pañuelos y bufandas. Otros manifestantes tuvieron dificultad para respirar y se intoxicaron. Médicos y estudiantes de medicina brindaron la asistencia oportuna a los que resultaban afectados.

Varios protestantes que fueron alcanzados por las bombas lacrimógenas en su cuerpo resultaron heridos. Se pudo evidenciar que algunos ciudadanos tenían sangre en su rostro, manos y piernas.

Las manifestaciones subían de “tono” de manera progresiva con el curso de las horas. Los uniformados recorríanen motos las calles de forma desafiante para retirar a los protestantes. El sonido del “trucutú” alertaba e intimidaba a la turba para que se disperse. Algunos ciudadanos cayeron al piso al salir corriendo para evitar ser alcanzados por la fuerza del orden.

Desmanesen el Centro Histórico

En ciertas calles del Centro Histórico algunos ciudadanos rompieron las veredas y la calzada para sacar piedras o material que les sirva como “arma” durante las manifestaciones. Esta situación causó indignación a las autoridades dado que señalaron que se debe marchar, pero de forma pacífica, y no causar daños a los bienes públicos.

En la intersección de la Hermano Miguel y Gran Colombia se evidenció la destrucción y la quema de un semáforo.

A través de redes sociales se denunció que un ciudadano colocaba un cable para evitar que motociclistas o ciclistas puedan transitar y a la vez resulten afectados. El hecho sucedió en la Avenida de las Américas,  en el sector del parque El Dragón.

Opinión ciudadana

José F., manifestante, señaló que por más que se grite con lasmanos arriba, sin piedras y sin bombas, es difícil una marcha pacífica.

“Parte de la policía y militares entienden que estamos tranquilos en algunos frentes. Sin embargo, hay uniformados que son enviados y vienen con el trucutú y caballos montados de bestias, más los infiltrados que lanzan piedras, y se vuelve un campo de guerra”.

Alexandra A., protestante, indicó que todas las personas que se han unido a las manifestaciones están al pie del cañón a la espera de que el Presidente les escuche y sepa que el pueblo rechaza su actuar.

“No al paquetazo del Gobierno Nacional, nuestro pueblo está unido y lo único que queremos es que Lenín Moreno salga del poder. Hay gente inocente que ha muerto en la lucha y por ellos vamos a seguir hasta que se eliminen las medidas adoptadas que a todos nos afectan”, refirió.

Ángel O. dijo que él junto a su familia decidieron salir a las calles a participar de las manifestaciones y exigir al Gobierno que no suba los precios de los combustibles, ya que esto genera el alza en todo y le afecta,pues no tiene un trabajo estable.

“Yo trabajo vendiendo naranjas, mandarinas y otros productos.Gano muy poco (…) hay días que no me va bien y saco de tres a cinco dólares, y con eso alimento a mi familia (…) Mis hijos estudian y yo les llevo a su escuela.Me toca coger dos buses de ida y vuelta, solo ahí se va mi sustento (…) pedimos ser escuchados y no perjudicados”, acotó. (SPB) (I)

 

Sobre los heridos

Este Diario intentó conseguir la cifra de heridos a través de la Gobernación del Azuay, pero hasta el cierre de esta edición, el departamento de comunicación refirió que hasta entonces aún no se disponía de una cifra oficial.

16

Manifestantes se intoxicaron con el humo de los gases lacrimógenos y fueron asistidos por otros protestantes como médicos y estudiantes de medicina.

Detenidos

Al menos cuatro detenidos por la Policía se registraron durante las manifestaciones de ayer en el Centro Histórico.

 

Incidentes durante las manifestaciones en el centro de Cuenca

Desde tempranas horas de ayer tuvieron lugar nuevas manifestaciones en rechazo a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno Nacional. Estudiantes, conductores, grupos y ciudadanosllegaron a las calles céntricas de la ciudad para en voz de protesta exigir al presidente de la República, Lenín Moreno, que retire el decreto 883 que establece el alza en los precios de los combustibles, algo que rige desde el pasado 3 de octubre.

En las calles del Centro Histórico los policías colocaronuna gran cantidad de vallas para evitar el acceso de los manifestantes hacia el parque Calderón y hasta las inmediaciones de la Gobernación del Azuay.

Por la mañana las manifestaciones fueron tranquilas, dado que no hubo altercados entre los protestantes y los efectivos del orden. Sin embargo,a la tarde la atmósfera se fue tornando hostil con el pasar de los minutos.

Cortinas de humo se formaron entre el viento a causa de las bombas lacrimógenas lanzadas por los gendarmes para dispersar a las personas que  participaban de las protestas. Esta situación causó reacción en los manifestantes yempezaron a lanzar piedras, palos y bombas con pintura.

Varios ciudadanos resultaron intoxicados por el humo del gas lacrimógeno. Los afectados fueron asistidos por manifestantes que les dieron de beber agua y les colocaron un poco de sal debajo de la lengua. Esta situación no impidió que sigan alzando su voz de protesta.

Los protestantes señalaron que no descansarán hasta que la medida económica que implica el alza de los combustibles sea eliminada por parte del Gobierno. Indicaron que continuarán con las manifestaciones, ya que quitar el subsidio genera un incremento en todo: en la canasta básica, transporte, vestimenta, educación y otros aspectos, enfatizaron. (SPB) (I)

Detalle:

En rueda de prensa, la Gobernación del Azuay informó ayer en la tarde (a las 16:30)que 12 miembros de la Policía Nacional resultaron lesionados durante las manifestaciones. Además comunicó que en las protestas hubo personas infiltradas que portaban armas blancas y de fuego.

Dos supuestos antisociales fueron arrestados

Miembros de la Guardia Ciudadana retuvieron a dos individuos que presuntamente se sustrajeron el celular de un ciudadano. El hecho sucedió en las calles Vargas Machuca y Lamar, sector de la Nueve de Octubre, a las 12:45 de ayer. Los sospechosos fueron puestos en manos de la Policía Nacional.

Se conoció que una persona transitaba por el sector y los dos sospechosos procedieron a robarle. La víctima pidió ayuda y personal de la Policía Municipal, que se encontraba cerca del lugar, auxilió al afectado, ubicó a los presuntos delincuentes y los retuvo.

La Guardia Ciudadana coordinó con la Policía Nacional y entregó a los supuestos “pillos” para que se realicen las diligencias de ley.

La víctima agradeció a los uniformados de la Policía Municipal por el apoyo brindado.

Los comerciantes del sector solicitaron que se realicen más patrullajes y controles en el sitio,pues señalaron que hay varias personas que aprovechan cualquier situación para robar y hurtar; incluso hay ciudadanos que aparentemente expenden sustancias sujetas a fiscalización. Acotaron que en la plaza del mercado hay sujetos que causan temor y supuestamente andan a llevar consigo armas blancas. (SPB) (I)

Exfuncionaria fue detenida por la Policía

La ciudadana identificada como Vanessa P., exfuncionaria pública, fue detenida la noche del pasado lunes mediante un operativo efectuado por la Policía Nacional. Ella está siendo indagada por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

De forma preliminar se conoció que aparentemente en sus cuentasse registraron movimientos financieros irregulares no justificados de más de un millón de dólares.

Ayer en horas de la mañana Vanessa P. rindió su versión en la audiencia de formulación de cargos que se desarrolló en el Complejo Judicial de Cuenca. El fiscal a cargo del caso no formuló cargos contra la detenida y ella quedó en libertad. Sin embargo, la Fiscalía continuará con la investigación previa del caso.

La noche del lunes, efectivos de la Policía Nacional, personal de la Secretaría Anticorrupción y Fiscalía del Azuay allanaron un inmueble ubicado por el sector de Río Amarillo, donde arrestaron a Vanessa P. e incautaron un celular y documentos.La sospechosa fue puesta a órdenes de las autoridades competentes.

Las autoridades informaron que la detención de la ciudadana no tendría relación con el caso Coopera. (SPB) (I)

Sanción

El artículo 279 delCOIP señala que por el delito de enriquecimiento ilícito las personas podrían enfrentar una pena de siete a 10 años.

Por enriquecimiento privado no justificado, según el artículo 297 del COIP, la sanción es de 3 a 5 años.

Han pasado seis meses y no se sabe nada de María José

Han pasado más de seis meses y María José Velasco Hernández, de 14 años, sigue desaparecida. El pasado 8 de marzo del presente año la menor salió de su casa ubicada en el sector de Quinta Chica para acudir a su colegio ydesde ese día sus familiares no han vuelto a saber de ella.

La Fiscalía del Azuay comunicó que el caso continúa siendo investigado, hasta localizar a la adolescente.

Rosario Hernández, madre de la menor, manifestó que hasta la fecha ninguna persona le ha dado alguna pista sobre el paradero de su hija. Señaló que la fiscal que estaba a cargo de la investigación del caso fue cambiada.

“Los agentes que estaban investigando no me han dado ningún resultado. La fiscal que llevaba mi caso ya no está (…) ahora está al frente una fiscal de Quito. Ella me tomó nuevas versiones para empezar las investigaciones y me dijo que se va a seguir averiguando con otro teniente, porque el anterior no me dio ninguna novedad sobre mi hija”, refirió.

La madre de María José dijo que las autoridades han tomado su caso de forma lenta y que ella no puede estar tranquila sin saber si su hija está bien o no.

“Han pasado ya más de seis meses y no tengo ninguna noticia de ella. No sé si estará bien o mal (…) Las autoridades han estado investigando, pero lentamente. Lo único que deseo es que mi hija sea localizada”, señaló.

Rosario indicó que ella vive en Cuenca con sus dos hijos y que no tiene a más familiares en la ciudad, ya que es oriunda de la provincia de El Oro. Además refirió que en sus tiempos libres se dedica a buscar a su hija ya que trabaja y no puede hacerlo permanentemente.

La progenitora solicita a las autoridades que su caso se investigue con mayor  rapidez y agilidad.

Pronunciamiento

El caso de María José fue expuesto en redes sociales y se informó que el proceso habría sido cerrado.

Sin embargo, ante esta publicación, Leonardo Amoroso, fiscal del Azuay, manifestó que en las redes se está difundiendo una información distorsionada de este y todos los casos que la entidad está investigando.

“Se da una desinformación total sobreel caso de la adolescente desaparecida, ya que se ha dicho que ante la renuncia del fiscal y la Policía el caso ha quedado archivado y cerrado, lo cual no es así, hay otra fiscal que asumió la indagación para localizar a la menor”, dijo Amoroso.

El titular indicó que el artículo 585 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala que en los casos de desaparición de personas no se podrá archivar la investigación hasta que la persona desaparecida aparezca o se cuente con los suficientes elementos de convicción para iniciar un proceso penal.

“Es importante que la ciudadanía no se haga eco de las redes sociales porque perjudica completamente a todos. El caso de la menor continúa en investigación y seguirá siendo indagado hasta que se ubique a la persona desaparecida”, refirió Amoroso.

Amoroso recalcó que es importante que la progenitora de María José se acerque a la entidad, dialogue con él y se le pueda dar las explicaciones de cómo está avanzando el caso y con ello descartar cualquier duda. (SPB) (I)

Detalle:

De acuerdo a Leonardo Amoroso, fiscal Provincial del Azuay, en el caso de personas desaparecidas los procesos no pueden ser archivados y son investigados hasta que sean resueltos, es decir,hasta ubicar a la persona o se cuente con los elementos suficientes para iniciar una investigación.