Conductores deberán usar mascarillas, protectores faciales y gel antiséptico

La Cámara de Transporte de Cuenca (CTC) trabaja en la elaboración de un protocolo de bioseguridad que se utilizará para reanudar el servicio de transporte público en medio de la pandemia.

“Queremos proteger tanto a los conductores como a los usuarios. Los conductores llevarán mascarillas, protectores faciales y gel antiséptico. Las tuberías y las agarraderas estarán totalmente desinfectadas. No queremos ser un foco de infección sino aportar para que la gente pueda movilizarse”, refirió Manolo Solís, presidente de la CTC.

Solís acotó que cuando se retome el servicio, los usuarios deberán mantener las distancias correspondientes. Esto es un mínimo de 2 metros. Los buses serán ocupados entre el 30 y 40% respecto al total de su capacidad.

Por otro lado, es preocupación de la CTC la propuesta que ha hecho la Dirección de Gestión de Movilidad (DGM) del Municipio de Cuenca para reducir de 38 a 19 líneas de bus urbano que prestarán su servicio en los próximos meses.

“Sentimos un gran malestar. Nos ha causado sorpresa la propuesta, y más que nada que no se ha socializado para hacer estos cambios. Sabemos que los usuarios no van a estar a gusto con la situación. Queremos mantener las mismas rutas y el mismo número de líneas”, refirió Solís. (LCH)-(I)

CASOS 

  • 583 casos en Azuay. En Cuenca, 503 pacientes mantienen activo el virus y 203 superaron la enfermedad.
  • 34 pacientes permanecen hospitalizados en la provincia y otros 84 recibieron el alta hospitalaria.
  • 42 personas han muerto en el Azuay de acuerdo al último informe de la Coordinación Zonal 6 de Salud.

Dejar un comentario