Declaran culpables a los policías implicados en caso de extralimitación en el CRS Turi

En la página web de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH) se dio a conocer que días atrás se notificó por escrito la sentencia penal por el delito cometido el 31 de mayo del 2016 en el Centro de Rehabilitación Social de Turi, en Cuenca. De acuerdo a INREDH, 42 policías de varias unidades especializadas afrontaron diversos procesos por la vulneración a privados de libertad, hecho que sucedió  en un operativo de control en el Pabellón JC, de mediana seguridad.

 

Según la página web, el Tribunal de Garantías Penales de Cuenca determinó la culpabilidad de los policías por el delito de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio, además estableció la autoría en distintos niveles, como los autores directos y mediatos.

 

Cinco policías fueron ratificados como inocentes luego de no haberse comprobado la participación o incluso la dotación del equipo para el operativo. Sin embargo, la sentencia también agrega la responsabilidad del mayor René Cañar Romero, como autor mediato del delito.Al parecer fue élquien dio las órdenes y además participó física y activamente del operativo de requisa, señala el portal web.

 

Cañar fue declarado culpable por el delito de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio, y por consiguiente fue sentenciado a 106 días de privación de su libertad, al igual que los 36 uniformados que recibieron la misma pena.

 

La página web detalla que el Tribunal de Garantías Penales de Cuenca reconoció que la agresión por parte de los miembros de unidades de policía implica una responsabilidad estatal, por lo cual también estableció sanciones económicas de dos salarios básicos. En cuanto a la reparación material, el Tribunal estableció que se cancele 500 dólares a cada víctima por los daños sufridos. (SPB) (INREDH) (I)

 

La inseguridad causa preocupación en moradores de Misicata

Moradores del sector de Misicata se encuentran preocupados,pues varios hechos delictivos se han dado en la zona, lo que genera la sensación de inseguridad. Los habitantes señalaron que el robo a personas, robo de accesorios de vehículos y robo de viviendas se ha incrementado. Por eso piden que se refuerce la vigilancia y se haga controles en las vías.

A la vez los vecinos refirieron que hay algunos espacios en los que hay árboles que no permiten una visibilidad clara de las personas que transitan por estos sitios, y esto es aprovechado por los antisociales para escapar. Ademásla falta de iluminación torna más inseguro el lugar en horas de la noche.

Carlos R., morador, manifestó que varias personas han sido víctimas de los antisociales, puesto que estos han ingresado a las viviendas para robarse enseres y salen huyendo por puntos que no tienen luz o se van por pequeños bosques que hay en la zona.

“Algunos vecinos han sido víctimas de estas personas.Vienen al barrio sujetos desconocidos, roban en las casas y huyen. Es necesario que se refuerce la vigilancia en nuestro sector”, acotó Carlos.

Margarita C., habitante, indicó que el robo a personas que transitan solas sobre todo en la noche les preocupa, ya que los delincuentes llegan a la zona en motos, abordan a los ciudadanos, se sustraen sus pertenencias y se dan a la fuga.

“Mi temor es que alguna persona ponga resistencia y los delincuentes le hagan daño. Mis familiares fueron víctimas de los ladrones y lo único que nos ha tocado es aconsejarles que no traten de defenderse y eviten ser agredidos (…) La ciudad se ha vuelto más insegura y necesitamos que las autoridades hagan algo al respecto”, agregó Margarita.

Los moradores indicaron que el control por parte de la Policía es poco frecuente y necesitan mayor respaldo por parte de las autoridades, pues muchas veces cuando ocurre algún incidente la ayuda demora en llegar.

Mayra B., habitante, dijo que a Misicata llega gente que nunca se le ha visto por el sector, y esto ocurre los viernes o sábados por la noche. Ella recalcó que es importante que haya más control.
“Hay jóvenes que vienen acá al barrio, se ponen a beber y al parecer hasta para consumir alguna sustancia. Todo este tipo de situaciones genera inseguridad.Hay robos y no se ha hecho nada (…) esperemos que nos ayuden las autoridades reforzando la vigilancia”, dijo Mayra. (SPB) (I)

 

Piden sincronizar semáforos en la Bolívar y Huayna Cápac

 

De forma constante se ocasionan choques en el cruce de la calle Bolívar y avenida Huayna Cápac, contaron moradores del sector.

El choque más reciente ocurrió hace quince días, entre dos vehículos que resultaron con daños materiales, y otro de los choques se dio hace tres semanas, en que uno de los carros tumbó el semáforo ubicado en la calle Bolívar, donde además el conductor del vehículo resultó herido, contó Fabián Márquez, vecino del barrio.

Los choques se deben a la desincronización de los semáforos, contó Teresa Vélez, usuaria de la vía, porque mientras el semáforo de la avenida Huaya Cápac dura unos 60 segundos, el que está ubicado en la Bolívar sólo dura 30 segundos, lo que no permite que los vehículos que circulan por esta calle terminen de cruzar con tranquilidad.

Por ello, hicieron un llamado al personal de la Dirección Municipal de Tránsito para que sincronice bien los semáforos y los dos duren el mismo tiempo, para evitar los choques y además que se formen largas filas de vehículos en la calle la República que luego se conecta con la Bolívar y así se también se descongestione el tráfico, dijo Fabián Márquez.

Vendedores de frutas

Otro problema que hay en el cruce de la calle La República y avenida Huaya Cápac es la acumulación de vendedores ambulantes extranjeros, porque hay días en que siquiera hay unas 10 personas ofreciendo sus productos, lo que causa molestia a conductores y peatones.

Por ello, piden la presencia de miembros de la Guardia Ciudadana en este conflictivo cruce, para que controlen esta actividad y se eviten estas molestias. (COR) (I)

Detalles

También se hace un llamado a Obras Públicas del Municipio de Cuenca, para que realice un bacheo en el cruce de la calle Bolívar con la avenida Huayna Cápac, donde la calzada está con varios huecos, donde caen los vehículos al circular. Esto causa también molestias al tráfico.