Al menos seis reos muertos tras confuso incidente en la Penitenciaría de Guayaquil

La Policía Nacional informó este jueves de que al menos seis reos murieron y otro resultó herido tras un confuso incidente de violencia entre detenidos registrado en la Penitenciaría del Litoral, en la ciudad costera de Guayaquil.

La Institución, mediante un comunicado oficial, remarcó que ya se ha hecho con el control de la seguridad en ese centro carcelario y que los responsables de los hechos serán puestos a órdenes de las autoridades judiciales.

Frente a los hechos de violencia, la Policía «desplazó inmediatamente un contingente para restablecer el control y el orden» en la cárcel de Guayaquil, conocida también como «La Peni», precisó la entidad en su texto.

«La evaluación del incidente deja como resultado seis personas privadas de la libertad fallecidas y un herido» que ha sido trasladado a una casa de salud de la ciudad, agregó.

Los cuerpos de los fallecidos -apuntó- fueron trasladados al departamento forense de la Policía para ser sometidos al procedimiento correspondiente, mientras que «los presuntos responsables serán presentados» a los tribunales de flagrancia de la justicia ecuatoriana.

La Policía «al momento mantiene el control de la Penitenciaría del Litoral», concluye en la nota de prensa.

De su lado, las Fuerzas Armadas, a través de su cuenta de Twitter, informó de que efectivos militares han intensificado las operaciones fluviales en las cercanías de dicha cárcel, situada junto al río Daule, para contribuir en la seguridad de la población.

«Ante los actos de violencia suscitados en la Penitenciaria del Litoral, personal militar del Comando Operacional No 2 Occidental, con su fuerza de reacción, se encuentra brindando apoyo» a la Policía en los exteriores del centro penitenciario, agregó la entidad castrense.

La Fiscalía, por su parte, inició de oficio un investigación sobre los incidentes que, según señaló en su cuenta de Twitter, dejó seis fallecidos y cuatro detenidos.

«Junto a Policía Judicial y Criminalística se levantaron indicios y evidencias», agregó la Fiscalía en su escrito.

Carlos Ordóñez, un abogado que visitaba a un cliente suyo en la cárcel, comentó a varios periodistas que acudieron al lugar que fue sorprendido en un lugar de espera de la prisión por la irrupción de varios reos que buscaban a otro con la intención de matarlo.

El letrado dijo que cuando pudo salir de ese sitio vio «un cuerpo tirado en el piso», escuchó algunos disparos y observó que los supuestos agresores llevaban cuchillos.

El pasado 16 de mayo, el Gobierno de Ecuador declaró el estado de excepción en el sistema carcelario del país ante el deterioro de algunas de sus infraestructuras y por varios hechos de violencia registrados en las últimas semanas.

Mediante un decreto ejecutivo, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, declaró el «Estado de excepción en el sistema de rehabilitación social a nivel nacional», durante sesenta días, para tratar de solucionar sus necesidades emergentes.

Consideró que «las condiciones de habitabilidad» de las cárceles, por el paso del tiempo, «han experimentado un desgaste por uso» y, por lo tanto, «requieren de una atención estatal urgente».

El mandatario recordó que varios hechos de violencia registrados en las últimas semanas, «han generado grave conmoción en la sociedad y requieren de un fortalecimiento inmediato del sistema de rehabilitación social» para proteger los derechos humanos de los prisioneros, un grupo de atención prioritaria por parte del Estado.EFE

Gobierno aceptará apostilla electrónica para ciudadanos venezolanos

 

El Ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana informó este jueves que instruyó a sus coordinaciones zonales y consulados que acepten las apostillas electrónicas procedentes de Venezuela.

Esta medida se produce tras la notificación de la Sección Consular de Venezuela en Quito sobre la puesta en ejecución por ese país de la «apostilla electrónica» a partir del pasado 13 de mayo.

La apostilla electrónica simplifica el reconocimiento de validez o autenticidad de un documento, «observando lo establecido por la Convención de la Haya sobre esta herramienta», señaló la Cancillería en un comunicado.

Este proceso no requiere de imposición de sellos o firmas por parte de las oficinas consulares y la validación se podrá realizar revisando la página web oficial, añade.

Las apostillas electrónicas coexistirán también con las manuales que fueron expedidas por las oficinas consulares venezolanas en las ciudades ecuatorianas de Quito y Guayaquil hasta el pasado 10 de abril.

Estos procesos, reconocidos por la Cancillería ecuatoriana, buscan facilitar el acceso a documentos adecuados para los ciudadanos venezolanos en el país, anotó.

Según cálculos oficiales ecuatorianos, más de un millón de venezolanos han cruzado la frontera del país en su búsqueda de mejores condiciones de vida ante la crisis en su nación.

De ellos, unos 250.000 se han quedado a vivir en el país, de acuerdo con datos ofrecidos por la Cancillería.

Venezuela afronta una crisis política, económica y social que se acentuó después de que el 23 de enero el líder del Parlamento, Juan Guaidó, se declaró mandatario interino al invocar unos artículos de la Constitución venezolana y recibió el apoyo de más de 50 naciones.

La oposición venezolana, que no reconoce el nuevo mandato de seis años que juró Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, al considerar ilegítimas las elecciones de mayo del año pasado, asegura que el país atraviesa una «emergencia humanitaria compleja» y ha pedido ayuda a la comunidad internacional para atenderla.

El Gobierno de Ecuador, presidido por Lenín Moreno, ha reconocido a Guaidó como presidente encargado de ese país, pero se mantiene en Ecuador la representación diplomática designada por Maduro.

El pasado sábado el embajador de Venezuela en Ecuador, René De Sola, designado por Guaidó, acogió con beneplácito la propuesta del presidente Moreno de implementar una visa humanitaria para los venezolanos.

En esta línea, De Sola venezolano tiene previsto mantener una serie de encuentros con los organismos involucrados en cuestiones migratorias «con el fin de que la misma se pueda concretar en el menor tiempo posible». EFE

Empeora la salud de Assange que combatirá el 12 de junio su entrega a EE.UU.

 

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, detenido en el Reino Unido, proseguirá su lucha legal en contra de su extradición a Estados Unidos en otra audiencia fijada para el 12 de junio, con su salud cada vez más deteriorada.


El australiano, de 47 años, no compareció hoy por videoconferencia desde la prisión de Belmarsh ante la Corte de Magistrados de Westminster, donde se celebró una escueta vista preliminar de su caso, de apenas cinco minutos, por sentirse indispuesto.

El abogado Gareth Peirce explicó que su cliente, que quiere evitar a toda costa ser llevado a Washington, donde se le reclama por haber conspirado para interceptar un ordenador del Pentágono, «no se encuentra muy bien» y ha sido trasladado a la unidad hospitalaria de la cárcel, donde está siendo atendido.

Apenas unas horas antes de celebrarse la vista, un portavoz de WikiLeaks manifestó hoy su «grave preocupación» por la condición física y mental de Assange, al parecer cada vez más delicado.

«Durante las siete semanas que ha permanecido en Belmarsh, su salud ha continuado deteriorándose y ha perdido peso de manera dramática. La decisión de las autoridades de prisión de trasladarlo a la unidad sanitaria habla por sí sola», subrayó el portavoz.

Esa misma fuente condenó «con rotundidad» la negativa de una corte sueca a posponer una audiencia prevista allí para el 3 de junio en base a la salud del periodista.

Además, otro de los abogados del equipo de defensa del australiano, Per Samuelson, señaló, por su parte, que la condición de Assange ha llegado a un punto de deterioro tal, que el pasado viernes «no era posible mantener una conversación normal con él».

La lucha legal de Assange con la justicia sigue poniendo en pie de guerra a sus muchos simpatizantes. El realizador de documentales John Pilger alertó hoy, a la entrada del tribunal, de que todos los medios de comunicación se encuentran ahora «en grave peligro».

«Todos los periodistas deberían estar aquí. Lo que le está ocurriendo a Julian Assange podría con seguridad, casi seguramente, ocurrirle a muchos otros periodistas», manifestó.

Agregó que «hoy es Julian Assange, mañana será la Press Association, si cuentan la verdad, el New York Times, el Guardian, todos los demás. Si realmente hacen periodismo, corren ahora un grave peligro».

El pasado 2 de mayo, el australiano ya rechazó su entrega a EE.UU. al defender su apuesta por un periodismo «que ha protegido a muchas personas».

Previamente, el día 1, otro tribunal londinense, el de Southwark, le condenó a una pena de 50 semanas de cárcel por haber roto en 2012 las condiciones de su libertad condicional.

Assange infringió las condiciones de su libertad condicional cuando el 19 de junio de 2012 se refugió en la embajada de Ecuador de Londres para no ser llevado a Suecia, que lo requería en relación a presuntos delitos sexuales que él siempre ha negado.

Tras extinguir todos los recursos legales en este país, acudió al anterior Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa, que le permitió refugiarse en su legación londinense durante casi siete años.

El australiano siempre ha mantenido que le daba miedo que Suecia lo entregara a EE.UU., donde temía por su vida.

El pasado 11 de abril, Assange fue detenido por agentes británicos poco después de que el actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, zanjara el asilo diplomático.

Paralelamente, EE.UU. acusa al activista de conspiración para infiltrarse en sistemas informáticos, al acordar descifrar la clave de un ordenador del Pentágono con información clasificada.

Según sostiene Washington, en marzo de 2010, el australiano se coordinó con la exsoldado Chelsea Manning -por aquel entonces analista de Inteligencia del Departamento de Defensa bajo el nombre de Bradley Manning- a fin de acceder a material clasificado del Gobierno.

Ese tándem posibilitó la filtración mediante WikiLeaks de más de 700.000 documentos confidenciales con información sobre los conflictos de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado.

Esa divulgación masiva de información reservada asestó un duro batacazo a la diplomacia norteamericana. EFE

Richard Carapaz, de una vida humilde en Carchi a liderar el Giro de Italia

En la vivienda familiar de Richard Carapaz, situada en una zona rural a pocos kilómetros de la frontera con Colombia, sus padres y hermana madrugan cada día para no perder detalle de su gesta por conquistar el Giro de Italia.

Situada en la parroquia El Carmelo, del cantón Tulcán, conocida como la «capital del ciclismo ecuatoriano», la casa de una planta -rodeada por campos de patatas y donde pace el ganado y crían cerdos- se ha convertido estos días en punto de peregrinación de periodistas y curiosos ante la expectación creada por la actuación del ciclista.

Son las 6:30 de la mañana y, aún con el pijama puesto, una hermana de Richard, Cristina Carapaz, coloca una pantalla sobre una lavadora en una pequeña salita recibidor y enrosca una bombilla en una salida de luz que cuelga de la techumbre para poder seguir la etapa.

Hasta las gallinas y pollitos que rodean la casa parecen querer entrar para seguir a la «locomotora del Carchi», aunque también puede deberse a una fina lluvia propia de esta región andina.

«Estamos muy emocionados, los medios de comunicación nos llaman para entrevistarnos», explica a Efe Cristina, un año mayor que Richard, que cumplió el miércoles 26 años, que trabaja en la Prefectura de la provincia de Carchi, en su capital Tulcán, donde reconoce que también lo siguen en la tele o en la computadora en horario laboral.

Sobre la afición de su hermano a la bici recuerda que desde pequeños jugaban y que un día Juan Carlos Rosero, el que fue su primer entrenador, «llegó al colegio e incentivó a los niños para que siguieran en el ciclismo».

De Richard destaca su perseverancia, constancia y humildad.

«Si tiene que entrenar horas, las entrena, lucha y ha salido adelante a pesar del poco recurso económico que ha habido en la familia», sostiene.

A punto de partir a Quito en un camión de grandes dimensiones aparcado en una pequeña pendiente que lleva a la vivienda familiar, su padre, transportista, echa un vistazo al recorrido del Giro.

Los progenitores viajaron a la capital ecuatoriana para ver si logran sacarse el pasaporte y obtener los visados para viajar a Europa y abrazar a Richard cuando el domingo concluya la prueba, esperan que con la ‘maglia’ rosa.

«Creo que toda la familia, toda la provincia, todos los que nos sentimos ecuatorianos, estamos muy felices. Al menos yo, como padre de Richard, soy el hombre más feliz», comenta Antonio Carapaz.

Dedicado al transporte desde hace cuarenta años, el progenitor refiere que siempre ha apoyado a su hijo en todo lo necesario. «En medio de nuestra pobreza y a veces pasando flaquezas», asegura.

Richard comenzó a trastear entre la chatarra donde solía encontrar restos de bicicletas y su padre le compró la primera con apenas 4 años, según rememora, «porque todavía no iba a la escuela».

Antonio atribuye el éxito de su hijo a que entrena en altura, que en la zona es superior a los 2.900 metros, además del esfuerzo y dedicación: «Es la pasión lo que me parece que lo llega a hacer tan fuerte».

En 2018 se convirtió en el primer ecuatoriano en ganar una etapa y vestir la camiseta blanca de mejor joven en el Giro de Italia, que ahora luce en un cuadro de la casa con una dedicatoria a sus padres.

A la pregunta de qué piensa decirle cuando, si nada lo impide, haga su entrada triunfal en Verona, comenta con timidez: «Le diría que eres el mejor hijo que pudo haberme dado Dios».

Tania Rosero, su esposa y madre de sus dos hijos, una niña y un niño de 2 y 5 años, lo sigue en una gran pantalla que ocupa medio salón en la residencia matrimonial que comparte con Richard en la vecina parroquia de Julio Andrade.

Un gran crucifijo, fotografías y trofeos del campeón son los principales elementos decorativos de la vivienda.

Carapaz se ha convertido en un referente para todos los jóvenes de la región de que por medio del deporte se puede llegar lejos.

«Recuerdo que en el colegio le decían: Richard, deja esa bici, eso no te va a servir para nada, y ahí lo vemos», afirma con orgullo sin dejar de mirar a la pantalla.

Llevan cinco años casados pero se conocieron en la escuela cuando ella tenía 14 y él 16, y pese a lo duro de las separaciones por los entrenamientos y competiciones, Tania afirma tener «el honor de ser su esposa y poder acompañarlo en sus sueños».

«Es positivo, constante, un día antes de ganar la etapa cuatro estaba un poco furioso de haber perdido 40 segundos y al otro día se levantó con una nueva mentalidad y ganó», destaca.

«No sé qué pueda pasar el domingo, para mí siempre ha sido campeón», sentencia con rotundidad.

Su amigo personal Jorge Montenegro, que dirige la escuela fundada en 2016 que lleva el nombre de Richard Carapaz, revela que al campeón le gusta entrenarse con sus compañeros de siempre, acercarse a Colombia donde se toma «varios tinticos» (café solo) y subir al volcán Chiles en Ecuador, a más de 4.700 metros.

«Es páramo, llegas a menos dos grados de temperatura. A él le gusta mucho eso, si llueve le gusta más, por eso los días en el Giro que llueve digo que él se va riendo porque aquí pasamos más penas», sonríe Montenegro en el velódromo de Tulcán, donde se entrenan al menos 15 chicos en ciclismo de competición. EFE

Estudiantes de la Universidad de Cuenca piden seguridad

Los estudiantes de la Facultad de Odontología de la Universidad de Cuenca están siendo víctimas de los delincuentes, a las afueras del campus universitario ubicado en el sector del parque El Paraíso.

María Alvarez, alumna de la Facultad contó que a uno de sus compañeros que estaba hablando por celular en el parque, le robaron el teléfono y también su computadora portátil alrededor de las 20h00, a la salida de clases.

El problema es que después de las 18h00, los guardias de la Universidad ya terminan su trabajo y tampoco hay la presencia de la Policía en esta zona para darles seguridad en la noche, contó Jaime Guamán, también alumno de Odontología.

A este problema se suma que el Parque es oscuro y por ello piden a la Empresa Eléctrica la colocación de más luminarias públicas, para dar seguridad a los estudiantes.

Michael Alcívar, otro alumno universitario dijo que los robos no solo se dan en el parque El Paraíso, sino también en el puente peatonal que une la calle Pasaje El Paraíso con la avenida Pumapungo, por donde circulan muchos estudiantes durante todo el día y la noche.

En la calle Pasaje El Paraíso además hay robos a los vehículos que los alumnos dejan estacionados en las afueras de la Facultad de Medicina de la misma Universidad.

Por el lugar estaban circulando miembros de la Guardia Ciudadana, quienes indicaron que durante el día en las jornadas de control que ellos realizan, hay cierta seguridad para la ciudadanía, pero el problema justamente se da en las noches, donde no hay controles y que en este caso le corresponde a la Policía Nacional.

Acudimos hasta la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de El Vergel el pasado lunes a las 10h00, pero encontramos las puertas cerradas, por lo que no había a quién solicitar información. (COR) (I)

Detalle

Los estudiantes de las Universidad de Cuenca solicitan a los miembros de la Policía Nacional, que realicen controles permanentes a los alrededores de las Facultades de Medicina y Odontología, para darles seguridad.

Letrero virado en la Solano

Este letrero que informa sobre una rampa para personas con discapacidad física, que está ubicado en el ingreso de una entidad bancaria en las avenidas Solano y Doce de Abril está inclinado y requiere que lo reparen. (COR)

Gran hueco en la avenida España

Hay un gran hueco en la avenida España junto al puente Fabián Alarcón que dificulta el tránsito de los vehículos. Se pide a Obras Públicas del Municipio de Cuenca que realice el bacheo de la calzada. (COR)

Marañas de cables en varios sectores

Se han dado quejas ciudadanas de que hay marañas de cables en diversos sectores de la ciudad, cómo ésta ubicada en la calle Simón Bolívar junto a la Unidad Educativa Sagrados Corazones y otra en la unión de la Bolívar con la calle Paseo Tres de Noviembre.

Muchos de estos cables incluso están sueltos y penden sobre las calles o la calzada.

Es necesario que la nueva administración del Municipio de Cuenca comience a ordenar esta situación con las operadores de servicios de televisión por cable, que según se conoce son los principales causantes de este problema.