María Illescas cura la ira y otros males

María Illescas es una vendedora del Mercado 10 de Agosto, donde tiene un puesto de plantas medicinales. Los conocimientos sobre las propiedades de las mismas los adquirió de su madre, María Serrano y de su abuelita Margarita Serrano, quien tenía en su casa en Nero, una huerta donde cultivaba una variedad de estas plantas, con las cuales hacían agüitas curativas para los nervios, para las iras y otros males.

María en su puesto vende plantas como carne humana, shipalpal, matico y hierba de infante que son para curar heridas.

Para la tos ofrece atados de violeta, oreja de burro, pata con panga y borraja, que se toman en infusión.

También tiene las flores y montes para hacer el agua de pítimas, donde un ingrediente principal es la valeriana.

La ortiga en cambio se toma en infusión y sirve para desinflamar las venas con várices, señala.

También hay atados de hierbas con las que se prepara la horchata o más conocida como agua de frescos, y que sirve para desinflamar el organismo.

El romero sirve para evitar la caída del pelo, y también como condimento para preparar carnes de res y pollo, explica.

La manzanilla es para problemas intestinales, y el diente de león preparado en infusión sirve para limpiar el hígado. También para la fertilidad hay la guayusa, y harina de chonta, que además da energía.

María Illescas, señala que es muy importante recuperar los saberes sobre las propiedades de las plantas medicinales, con las cuales se pueden curar varias enfermedades.

Su vida

Si bien María no tiene hijos que aprendan esta labor, sin embargo señala que sus entenadas sí le ayudan en ocasiones a vender en su negocio, y que ellas están aprendiendo las propiedades de las plantas. (COR) (I)

Postulante a misionera

María a los 14 años estuvo como postulante para la Acción Misionera Franciscana, y luego quiso dedicarse a la vida religiosa, pero no lo pudo concretar, porque se enfermó y ya no retomó esta labor. Posteriormente se casó a los 39 años.

I Foro sobre Mal Uso de Antibióticos y Resistencia Bacteriana

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), conjuntamente con la Unidad Académica de Bienestar y Salud de la Universidad Católica de Cuenca, desarrollaron el “I Foro de Prevención y Promoción sobre Mal Uso de Antibióticos y Resistencia Bacteriana”, que contó con la participación de cuatro panelistas, entre ellos profesionales médicos y un técnico de Arcsa.

Aproximadamente 400 propietarios, representantes técnicos, auxiliares de farmacias y estudiantes fueron parte de esta exposición. Los ponentes abordaron temas sobre resistencia antimicrobiana a través de la historia, estudios y casos en pacientes con esta particularidad clínica, así como control y vigilancia sanitaria.

Verónica Zapata, analista técnica de Arcsa destacó los controles permanentes que realiza la institución en farmacias de todo país, en los cuales a través de la revisión de facturas, recetas médicas y stock de productos, se verifica la dispensación de antibióticos bajo prescripción médica.

Por su parte, los representantes de la universidad destacaron la ejecución de actividades de prevención y promoción en temas de mal uso de antibióticos y resistencia bacteriana. (COR) (I)

Anote Usted

Como parte de este proyecto académico, docentes y estudiantes visitarán las diferentes unidades educativas de la ciudad, con el fin replicar a los padres de familia el peligro de la automedicación.

Dejar un comentario