A través de proyecto buscan erradicar mendicidad en Cuenca

Por medio de la campaña “Dile No a la Mendicidad” un grupo de personas buscan que en las calles de Cuenca se erradique el problema de mendicidad sobre todo por parte de ciudadanos venezolanos que se han tomado la mayoría de semáforos de la ciudad para pedir dinero.

Marco Rosales, ciudadano venezolano quien pertenece a la organización Unión de Voluntad, comentó que con diferentes actividades buscan frenar la alta mendicidad que se ha desencadenado en la ciudad, a nivel nacional y en otros países.

“Estamos haciendo labores en las calles, estamos entregando folletos a la población ecuatoriana en los mismos semáforos donde se paran venezolanos con los carteles a pedir dinero. Estamos atacando este problema porque les hemos ofrecido trabajo, hemos hablado con la gente y le hemos ofrecido trabajo y lo han rechazado”, refirió.

Según Rosales, las personas venezolanas que pasan en los semáforos se niegan a recibir ayuda puesto que ellos les han indicado que ganan más pidiendo caridad que en un trabajo donde se debe a un jefe.

“Les hemos ofrecido un lugar donde puedan  estar como la Posada San Francisco, les hemos indicado que se les va a dar un empleo pero simplemente no lo desean porque ellos señalan que ganan más pidiendo, gracias a eso duermen en hostales, comen en centros comerciales, ganan entre 30 a 70 dólares al día, y no solamente eso sino que explotan a niños, no los dejan estudiar y les están enseñando a mendigar”, señaló

A la vez Rosales, manifestó que los venezolanos que se piden caridad utilizan a los niños para causar lástima y la gente les entregue dinero.

“Queremos pedir a la población ecuatoriana para que nos preste la ayuda y no siga siendo cómplice de esta mafia. Cada vez vienen más y más venezolanos, colombianos haciéndose pasar por venezolanos y están dañando la ciudad. Yo si me vine a Cuenca a trabajar, a esforzarme y ver crecer a mis hijas aquí, yo no pienso permitir que pase lo mismo que lo que pasó en mi país”, puntualizó.

Esta organización lleva un mes desarrollando la campaña, con la cual piden a los ciudadanos no se entregue ninguna moneda a las personas que pasan en los semáforos porque empeoran el problema. Según los integrantes los venezolanos no piden el dinero por necesidad sino por ser un negocio lucrativo.

 

Detalles:

De acuerdo a Rosales la organización ha hecho una investigación donde a través de videos se ha podido comprobar que los venezolanos que pasan en los semáforos intercambian los niños, prácticamente se los alquila y a las madres se les entrega un dinero por lo que al parecer están explotando a los menores.

 

Dejar un comentario