Por favor, canalicen la quebrada de Narancay

La quebrada que pasa por el sector de Narancay bajo, afecta a los moradores de esta zona, especialmente en la época de verano, debido a los malos olores que emanan de las aguas servidas que circulan por ahí.

Luis Vele, propietario de una vivienda ubicada junto a la quebrada, manifestó que cuando hace un poco de sol, comienza a emanar un olor nauseabundo, que causa molestias y hasta enfermedades, especialmente en los niños.

Incluso, unos inquilinos de su casa mejor se fueron a otro lado, porque no soportaban los olores, dijo.

Luz Tenezaca, es una persona que camina todos los días a lo largo del trayecto de esta quebrada, quien indicó que efectivamente en los días de sol, los olores de la quebrada son insoportables.

Ella señaló que sería necesario que hagan las obras de alcantarillado, para que las aguas servidas no pasen al aire libre y causen malos olores.

Luis Vele indicó que hace unas semanas, llegaron unos técnicos que dijeron que van a embaular las aguas de la quebrada, y comenzaron a remover la tierra junto a su vivienda, donde sacaron las grandes raíces de unos árboles y descubrieron que había tuberías de aguas servidas, que vienen de la parte alta de Narancay, dijo. Este movimiento de tierras afectó su baño, que está en peligro de colapsar, indicó.

Desagüe es muy pequeño, se debería cambiar

Luis Vele recomendó a los técnicos que para el embaulado de la quebrada, pudieran hacer el desagüe que pasa debajo de la calle Beethoven, un poco más grande, porque señala que actualmente cuando llueve mucho, el agua de la quebrada rebosa, porque esta tubería no resulta suficiente.

Luego de estos hechos, los técnicos no han regresado, dijo, por ello pide al organismo que corresponda, que retomen los trabajos y se termine la obra de embaulamiento de las aguas de la quebrada de Narancay. (COR) (I)

YO me quejo

Cuántas necesidades tenemos, pero…

Luis Vele

“Pido al organismo que corresponda, quizá ETAPA, que retome los trabajos y se termine la obra de embaulamiento de las aguas de la quebrada de Narancay, que afecta a los moradores de Narancay Bajo”.

Luz Tenezaca

“Yo todos los días camino por este sector y en los días de sol, los olores de la quebrada son insoportables. Sería necesario que hagan las obras de alcantarillado, para que las aguas servidas no pasen al aire libre”.

Reclamos ciudadanos

Calle Beethoven ‘ciega’

Luis Vele, morador de Narancay bajo pidió que la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur dote de alumbrado público a la calle Beethoven, en el tramo que está junto a la quebrada de Narancay bajo, porque al momento esta zona de unas dos cuadras, es muy oscuro y por tanto peligroso.

También pidió al Municipio de Cuenca la intervención de la calle, porque este mismo tramo es de tierra y está lleno de huecos.

Su baño está por caer

El baño de la vivienda de Luis Vele está por caer, luego de las excavaciones que hicieron los técnicos que estaban iniciando el embaulado de las aguas de la quebrada de Narancay bajo. Al momento el terreno junto al baño está tapado con plásticos, para evitar que la tierra se humedezca con las lluvias y ceda más. Este morador pidió que se reinicien los trabajos y se arregle también este problema.

Bacheo para calle del Charango

La calle del Charango que está alrededor del mercado itinerante de Narancay, en un tramo está con muchos baches. Una moradora del barrio la Calera dijo que esta calle debe recibir mantenimiento, porque con el traslado de la parada de buses interparroquiales, intercantonales e interprovinciales, va a soportar mucho tráfico y al momento no está en buenas condiciones. Se debe poner atención a este pedido.

Buses cambiarán de parada

Se conoció que próximamente, la actual parada de buses interparroquiales, intercantonales e interprovinciales, que está ubicada cerca de la entrada a Baños, bajará junto al Mercado itinerante de Narancay.

Fernando S., conductor de un bus de transporte urbano, que estaba estacionado en este lugar, dijo que este cambio le haría bien al mercado, que atiende los días miércoles, sábados y domingos, que actualmente no tiene mucha afluencia de clientes.

Al cambiar de lugar la parada, la gente deberá bajar a esta zona, y con ello el comercio del sector se incrementará.

Además, señaló que la actual parada resulta incluso peligrosa, porque en la Panamericana Sur hay mucho tráfico y no hay espacio amplio para el estacionamiento de los buses.

Juan Cordero, que labora por esta zona tuvo la misma opinión y dijo que con este traslado, se impulsará la actividad comercial del mercado, donde se venden todo tipo de alimentos y comidas preparadas.

Piden más seguridad

Si bien algunas personas están de acuerdo con este traslado, también hay moradores de este sector conocido también como barrio La Calera, que no lo están. Una vecina del sector que reservó su nombre, dijo no estar de acuerdo con este cambio, porque ya con el mercado ahora hay más delincuencia en el barrio, y con el paso de la parada de buses, cree que la delincuencia se incrementará más.

Señaló que por el barrio ahora no hay cómo caminar libremente en las noches, porque siempre hay asaltos a los moradores.

Hace unos días indicó que uno de sus vecinos llegó a su casa, contándole que casi le asaltaron cuando bajaba por la calle Zarzuela. Estos casos se repiten constantemente, dijo.

Por ello, los moradores piden que así como se ocupa este espacio para el funcionamiento del mercado y las paradas de buses, también les doten de más seguridad por parte de la Policía. Y que además iluminen mejor las calles del barrio. (COR) (I)

Detalles

Algunas calles, como la del Charango que pronto soportarán intenso tráfico vehicular, necesita mantenimiento, pues en un tramo hay muchos baches. Moradores piden atención vial.

También piden que se iluminen algunas calles, entre ellas la del Charango, la Bethoveen y otras más que son oscuras. Esto ayudará también a mejorar la seguridad del barrio.

Empresa fantasma en el manejo del Tranvía

Las afectaciones económicas no cesan para los comerciantes que están en los alrededores de donde se construye el proyecto Tranvía. Es tanto el bajón en las ganancias, que en algunos sectores la mayoría de negocios se han visto obligados a cerrar. “Prácticamente está muerto, los negocios se han ido. Yo me he aguantado porque estoy en mi casita; Han vuelto algunos clientes pero prácticamente sobrevivo porque no pago arriendo. Tengo la esperanza de que en algún momento cuando esto funcione pueda ser mejor” afirma Rubén Vásquez, comerciante de la calle Gran Colombia.

Por otra parte, el alcalde Marcelo Cabrera, afirmó que existirían otras irregularidades con respecto al Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca (CCRC), donde al parecer se involucra una empresa fantasma denominada ISOLUX CORSÁN, que se habría hecho cargo de la contratación del Tranvía sin previo aviso a la Municipalidad de Cuenca y que sería la dueña de la empresa INFRAINTER que se formó en Quito como miembro del CCRC con un capital de 2.000 dólares.

“Se ha indicado a la paz pública lo que ha sucedido a través de un contrato que se dio de manera directa a EUSKOTREN, que tenía la mayoría de acciones, sin embargo, encontramos que EUSKOTREN  no ha sido la empresa principal, sino que es EUSKOTREN PARTICIPACIÓN S.A., algo parecido a lo que existía antes con ETAPA y ETAPA TELECOM. Lo más grave es que del 51% de acciones que tenía EUSKOTREN PARTICIPACIÓN S.A, al momento del contrato, inmediatamente cambia mediante un acuerdo interno, del 51% al 3% de responsabilidad del contrato. Además, aparece una empresa fantasma (ISOLUX CORSÁN) con el 57.5%. Todo eso hemos pedido a la fiscalía que se investigue, con  resultados negativos hasta el momento desde la receptación de la denuncia” afirmó Cabrera. (LCH)(I)