En sector de San Blas venden drogas a estudiantes

 

 

 

En el parque de San Blas y sus alrededores hay personas que se dedican a robar y a la venta de drogas, según indicaron varios moradores del sector.

Contaron que varios hombres y hasta mujeres se sientan en el parque todo el día, para estar vigilando a sus posibles víctimas o clientes.

Y que a las 17:00, diariamente, se ubican en las calles Sucre y Manuel Vega, a la hora de salida de los colegios, un hombre y una mujer que venden drogas a los estudiantes.

Los moradores de esta zona de Cuenca piden la ayuda de las autoridades, para que hagan controles constantes, quizá con un policía que pueda analizar el movimiento de los ciudadanos y detectar a estos traficantes de drogas, que envenenan a nuestros jóvenes, para poder atraparlos en su delito y encarcelarlos.

Otra moradora alrededor del parque San Blas dijo, que también tienen problemas con los cuidadores de vehículos, porque algunos son alcohólicos o drogadictos, y son agresivos cuando las personas no quieren pagarles para que cuiden sus carros.

En este parque hay inseguridad, por ello, en su casa debe pasar con la puerta cerrada con llave, para no ser víctima de los delincuentes. Se necesita la intervención de la Policía y la EMOV, para que controlen esta actividad.

Es un parque bonito

Este parque es un bonito espacio de la ciudad para el descanso y la distracción, y por ello es muy concurrido por el público a todas horas. Incluso está bien cuidado el césped, las plantas y su mobiliario. Samantha Chica, estudiante que frecuenta este parque, dijo que tiene buen mantenimiento, sólo le hace falta un poco más de flores coloridas, para su gusto.

También es un atractivo la pileta central, que tiene un monumento en honor a Manuel J. Calle, pero necesitan más seguridad para tranquilidad de la ciudadanía. (COR) (I)

YO me quejo

Y las autoridades, bien gracias.

Verónica Bueno

“Este parque es un bonito espacio para descansar, nosotras somos estudiantes universitarias y siempre venimos aquí. Sólo le hace falta un poco de limpieza y más seguridad para la ciudadanía”.

Samantha Chica

“Creo que el parque de San Blas está bien cuidado en sus espacios verdes y también en su mobiliario, pero le hace falta un poco más de flores para mi gusto. Aquí se puede descansar”.

 

Reclamos ciudadanos

Se olvidaron de arreglar

En la calle Mariscal Sucre y Hermano Miguel hay un hueco. Una persona que tiene un negocio en este sector, contó que abrieron esta cavidad para hacer unos trabajos en la calle Sucre, pero luego no dejaron arreglando. En este espacio se quitaron los adoquines de la calzada, y no se los repuso. Pidió que devuelvan los adoquines a su lugar y se deje la vía en buen estado.

Me voy de oreja

Esta banca de madera del parque San Blas, ubicada al frente de la Casa de la Provincia, necesita reparación. Una tabla del asiento se ha roto y debe ser cambiada o reparada, para evitar que se destruya más. Estas bancas son muy usadas por la ciudadanía, que acude a este espacio para descansar, esperar a alguna otra persona o simplemente tomar el sol durante estas mañanas calurosas.

¿Y ese hueco?

La tapa de madera colocada sobre este hueco en la vereda de la avenida México y calle Honduras, está desencajada, y el hueco destapado, que puede causar un accidente.

Se intentó colocar la tapa nuevamente en su lugar, pero está trabada y no se mueve. El hueco está lleno de agua.

Quizá alguien de Obras Públicas del Municipio que pasé por el lugar, puede arreglar el problema.

Municipio recién pintó paredes y ya están sucias

 

 

 

El Municipio de Cuenca se ha esmerado por mejorar el aspecto de las paredes del Centro Histórico de la ciudad, y ha pintado sectores como el portal y las puertas del edificio donde funcionaba el Banco del Pacífico, en las calles Presidente Córdova y Benigno Malo. También los portales del edificio El Carmelo de la calle Benigno Malo y Sucre. Otro de los lugares mejorados es la pared del Teatro de la Casa de la Cultura que colinda con el edificio de la Corte, en la calle Luis Cordero y Sucre. En este medio de comunicación se publicó justamente las fotos de estos espacios que estaban llenos de rayones y garabatos, que daban un pésimo aspecto a la urbe.

Sin embargo, ni bien terminan de pintar y los malcriados nuevamente ha hecho unos cuantos rayones otra vez en algunos de estos espacios.

Adriana Núñez, que trabaja en esta zona, dijo que hay que buscar una forma para detectar a las personas que afectan los bienes públicos y privados con rayones, que quizá puede ser con una cámara de video vigilancia, y los sancionen.

Otra opción también sería que los vecinos del Centro Histórico se unan y detecten a estas personas, para evitar que cometan sus actos vandálicos.

E incluso que los miembros de la Guardia Ciudadana, hagan controles nocturnos a la ciudad, porque ahí es cuando operan estos desadaptados, afectando los bienes públicos y privados.

Dolores Méndez, una persona que quiere a su ciudad, indicó que los rayones y hasta malas palabras que se pintan en las paredes, le dan un pésimo aspecto a la ciudad. Opina que es necesario encontrar a estas personas y sancionarles, y además hacer que reparen el daño causado. Hizo un llamado principalmente a los jóvenes para que tomen conciencia y aprendan a respetar los bienes ajenos, para que la ciudad esté aseada y tenga buen aspecto.

También en los barrios

Pero la mala costumbre de ensuciar las paredes no solo es el centro de Cuenca, también en los barrios hay el mismo problema.

Un morador de la ciudadela El Paraíso dijo que las paredes de algunas casas que se pintan, enseguida las vuelven a rayar.

En la ciudadela Huayna Cápac hay el mismo problema. Un morador del lugar contó que las paredes de una vivienda que fue recién pintada, al siguiente fueron manchadas otra vez con rayones. (COR) (I)

Adriana Núñez

“Una alternativa para enfrentar esta situación, sería que los vecinos del Centro Histórico se unan y traten de identificar a las personas que manchan las paredes”.

Hay que ordenar ventas ambulantes fuera del Seguro

 

 

 

Hubo la queja de usuarios de los servicios del Hospital del IESS “José Carrasco Arteaga” en Cuenca, de las ventas ambulantes que hay a las afueras de esta casa de salud, y que también circulan por sus instalaciones internas.

Señalaron que hay desorden e insalubridad, porque son ventas ambulantes que no cuentan con un espacio adecuado para su actividad. Este martes se pudo ver que venden alimentos como ensaladas de frutas, ceviches, etc.

Aida Cordero, usuaria de los servicios del Hospital, dijo que antes que inicien los trabajos de reconstrucción de las veredas, incluso había la venta de tamales, humitas, chaulafán y otros productos. Ella cree que la venta de alimentos sí es necesaria, porque hay mucha gente que viene de otras provincias para atenderse en el hospital, y necesitan comer algo, pero que la venta de forma ambulante no es conveniente, por la falta de salubridad.

Indicó que en este caso sería necesaria la dotación de un espacio físico adecuado para las ventas en la vereda al frente del Hospital, en unas cómodas casetas con servicios básicos como agua y baños, para brindar un mejor atención.

Esta opinión la compartió María Avila, otra usuaria del Seguro Social, quien señaló que se deberían instalar kioskos decentes y limpios, para que las ventas sean más higiénicas y de manera ordenada.

Vendedores se esconden

Durante el tiempo que permanecimos en el Hospital observando el problema de las ventas ambulantes, pudimos ver que agentes de la Guardia Ciudadana en moto, pasaban frente al Hospital, y cuando los vendedores los veían, corrían a esconderse tras de la puerta de ingreso a la casa de salud. (COR) (I)

Detalle

Los vendedores escondidos de la Guardia Ciudadana, salían nuevamente a hacer sus ventas, después de un rato que los agentes se retiraban del lugar.

YO me quejo

Bueno, creemos que sería bueno…

Aida Cordero

“Sería necesaria la dotación de un espacio físico adecuado para las ventas en la vereda al frente del Hospital del IESS, en unas cómodas casetas con servicios básicos como agua y baños, para una mejor atención”.

María Avila

“Se deberían instalar kioskos decentes y limpios, para que las ventas de comida sean más higiénicas y de manera ordenada. Ahora los vendedores está ubicados en la calle y los alimentos se contaminan”.

 

Reclamos ciudadanos

“Señor hueco”

Este profundo hueco en la puerta del parqueadero al frente del Hospital del IESS “José Carrasco Arteaga” es peligroso. Algunos vehículos se golpean al pasar por aquí, porque la cavidad es grande. Sería necesario que los directivos del IESS o a quien corresponda, realicen el arreglo de este ingreso, para mejorar la intensa circulación vehicular, tomando en cuenta la gran afluencia de pacientes.

Chuta, cómo hago

La calle Popayán que pasa frente al Hospital “José Carrasco Arteaga” es muy peligrosa para cruzar, indicaron algunas pacientes que acudieron a recibir atención médica en esta casa de salud.

Aquí hacen falta los agentes de la EMOV que ayuden a regular la circulación de vehículos y peatones, porque sólo se les ve a primeras horas de la mañana y luego se retiran, indicaron, o quizá un paso a desnivel.

En el Complejo de Totoracocha piden más seguridad

 

 

 

Moradores de la calle Totoracocha y avenida Los Andes señalan que en esta esquina hace falta iluminación y más seguridad, porque son frecuentes los robos y asaltos a personas.

Un morador que reservó su nombre, dijo que sería bueno que pongan un ojo de águila, que esté conectado con el 911, para que la Policía esté vigilando constantemente la zona.

Señaló que en esta calle, últimamente por lo menos ha contabilizado el robo de unos 3 cerebros de vehículos, que dejan estacionados en la calle Totoracocha, las personas que acuden a eventos en la tarde o noche, que se realizan en las diferentes instalaciones del Complejo Deportivo.

Fabián Vanegas, otro morador de esta zona, dijo que sería necesario mejorar la iluminación pública en la calle Totoracocha y avenida Los Andes, porque esta zona es oscura, y eso facilita el accionar de la delincuencia.

Controlen a franeleros

También pidieron que se controle a los denominados franeleros, que es una queja común de los moradores de este barrio, no sólo cuando llegan los juegos mecánicos en abril y noviembre por fiestas de Cuenca, sino de forma regular. Uno de los vecinos indicó, que ellos exigen el pago de una tarifa, y si no se les da, rallan o golpean los vehículos.

Pidieron por ello, la presencia de agentes de la Empresa de Movilidad (EMOV) en los alrededores del Complejo de Totoracocha, para que sean ellos los que controlen el tránsito, y no personas incluso ajenas a la ciudad, y que no tienen ninguna autorización para realizar esta labor.

Otro problema que visualizaron los vecinos del sector, es que hay personas alcohólicas que duermen bajo la estructura del velódromo de Totoracocha. Piden mayor control y cuidado al interior del Complejo. (COR) (I)

YO opino

Fabián Vanegas, morador de esta zona

“Pedimos a los agentes de la EMOV que controle el tránsito en la calle Totoracocha, porque hay camiones grandes que se estacionan y congestionan el tráfico”.