Por favor den arreglando vía del Centro de Salud

El personal del Centro de Salud de Ricaurte y los moradores de la zona, piden el arreglo de la vía que pasa al frente de esta institución pública.

Verónica Siavichay, enfermera del lugar indicó que esta vía de tierra genera gran cantidad de polvo con el paso de vehículos, que van a velocidad, lo que afecta la salud de pacientes y personal de salud.

Igual pasa con los moradores, que se ven afectados por este mismo motivo, porque hay intenso flujo vehicular por este sector.

Fanny Samaniego, moradora de lugar dijo que en los días de lluvia, esta calle se llena de charcos y lodo, que afectan a los estudiantes de la escuela Isaac Chico que circulan por el lugar.

Los vehículos veloces, sin respetar a los peatones, ensucian con lodo a los niños y a las demás personas.

También tienen dificultad de transitar por esta vía, los pacientes que llegan al centro de salud en sillas de ruedas, debido a que los huecos de la calzada, impiden una fácil circulación, al igual que las ambulancias que llegan con enfermos y el mal estado de la vía les perjudica.

Según se conoció que hay un proyecto para ampliar la vía, pero algunos moradores se oponen, porque se incluye el ensanchamiento de la calzada y no quieren que sus propiedades salgan afectadas.

Autoridades deben socializar este importante proyecto

En todo caso, las personas consultadas hicieron la solicitud de que se haga un proceso de mantenimiento a la vía, si es posible el asfaltado, para brindar un mejor servicio a los usuarios.

También las autoridades de Obras Públicas deberían socializar la obra, que resulta necesaria para este poblado sector de Cuenca, donde circulan gran cantidad de vehículos y furgonetas de transporte estudiantil, por los numerosos centros educativos que hay en la parroquia. (COR) (I)

Borrachines o drogadictos. En el parque de Ricaurte están hartos

Moradores de Ricaurte piden mayor control de la Policía en su parque central, donde es común el alcoholismo y la venta de drogas, indicaron.

Especialmente los jóvenes son los que compran estas sustancias, según contó un morador que reservó su identidad.

Sé que la Policía no se ocupa de los vendedores, sino de los distribuidores de los estupefacientes, indicó el morador. Lo que se espero, es que cuando les capturen, no les suelten enseguida, dijo.

También manifestó que se hace necesario el control en la venta de alcohol artesanal, en una tienda del mismo centro de Ricaurte, a personas alcohólicas. Por ello, el parque se llena de borrachos y las personas no pueden pasar con tranquilidad.

Esta situación incomoda, pues estas personas, una vez que han consumido alcohol roban o piden dinero en los negocios del sector, y los propietarios se ven obligados a darles, para evitar problemas, dijo.

Si bien es necesario el control policial, pero también se requiere la intervención de las autoridades a quienes corresponda, para que apliquen medidas de prevención en el consumo de drogas en la juventud de Ricaurte, y también procesos de rehabilitación para quienes han caído en sus garras.

El fenómeno de la drogadicción afecta a toda la sociedad, especialmente a los más jóvenes, que al verse desamparados y sin afecto, muchas veces por las largas jornadas laborales de sus padres o por la migración, buscan un falso refugio en las drogas.

Piden control de ventas

Otro problema que tienen en el parque central, es el desorden en las ventas, sobretodo indica una moradora, los días domingos, en que se ubican en una calle, al costado de la Iglesia, una gran cantidad de vendedoras y causan desorden.

Pide por ello, a las autoridades parroquiales, el control en las ventas con un orden establecido, porque indica que para eso está el mercado central de la parroquia, que es el 4 de Noviembre. (COR)

Detalles

La parroquia de Ricaurte es una zona densamente poblada de Cuenca, que requiere mayor atención de las autoridades en cuanto a la prevención en el consumo de drogas, en la juventud.

Moradores piden mayor intervención de las autoridades parroquiales en el ordenamiento de las ventas ambulantes, sobretodo en el parque central de la parroquia.

Las FARC dan paso irreversible hacia la paz y el posconflicto

Con el fusil al hombro, más de 6.000 hombres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se concentraron esta semana en las zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN), lo que supone un paso irreversible de esa guerrilla hacia la paz y el posconflicto.

El movimiento del grueso de los miembros de la mayor y más antigua guerrilla de América se hizo en autobuses, camiones, lanchas y por caminos de herradura en medio de las críticas al Gobierno por parte de los rebeldes y de otros sectores que alertaron de la falta de infraestructura en las zonas de desarme.

A propósito de desarme, la entrada de las FARC a las zonas veredales conlleva implícito uno de los actos más significativos para los grupos rebeldes: la dejación de las armas.

Por eso no es de extrañar que el número dos de las FARC, alias “Iván Márquez”, quien fue el jefe negociador de los diálogos en La Habana que desembocaron en el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y esa guerrilla, encabezó el recibimiento de un significativo grupo de hombres que se instaló en la zona de Pondores, en el caribeño departamento de La Guajira.

En palabras llanas, el movimiento que hizo la guerrilla hacia esas zonas es la muestra tangible de que dejarán sus armas, que a su vez serán recibidas por la ONU, que hará un riguroso inventario, y que luego acabarán fundidas con el fin de crear tres esculturas conmemorativas.

Sin las armas, las FARC pierden su principal elemento intimidatorio pero envían al mundo un claro mensaje de que pese a los desacuerdos surgidos, incluso, después del pacto de paz, están dispuestas a cumplir no solo con lo firmado, sino con la palabra empeñada.

En medio del desplazamiento del grueso de las FARC hacia las zonas de desarme, también se cuela un elemento que tiene a las partes en una especie de nudo gordiano: la entrega al Gobierno de menores que están en las filas de la guerrilla.

Aunque no hay una cifra consolidada de niños y adolescentes que están en las filas guerrilleras, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF, estatal) señala que entre 1999 y 2016 fueron desvinculados de las FARC 5.984 menores, de los cuales 4.954, que equivalen al 83 %, fueron entregados voluntariamente y 1.030, el otro 17 %, fueron recuperados.

Al respecto, en mayo pasado alias “Iván Márquez” los cifró en 21 menores, aunque el Gobierno elevó a 170 ese número, pero solo 13 han sido devueltos por las FARC.

El asunto no es de poca monta pues los jefes de las FARC saben bien que el reclutamiento de menores es un delito que no se puede amnistiar.

El presidente Juan Manuel Santos, partidos políticos y varios organismos internacionales han alzado su voz para exigirle a la FARC que devuelva a los menores.

En una contundente intervención el jefe de Estado le dijo a la guerrilla que los menores deben “salir ya”, como está contemplado en el acuerdo alcanzado por las partes el 15 de mayo del año pasado.

Ante las críticas de la sociedad a las FARC por la demora y al Gobierno por no reclamar, las partes activaron el pasado 26 de enero el proceso de salida de los menores de edad de los campamentos guerrilleros, que estará liderado por la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y guiado por el recién creado Consejo Nacional de Reincorporación (CNR).

Ese protocolo de salida se activará cuando las FARC hayan concluido su ingreso a las ZVTN, donde esta misma semana deben estar todos los insurgentes como paso previo a la dejación de armas y desmovilización.

En voz baja se especula que algunos miembros de la guerrilla pueden haber dejado a menores en poblaciones cercanas a donde se van a concentrar para evitar así enfrentar el delito que cometieron.

Por su lado, el Gobierno quiere cerrarle el paso a cualquier camino que lleve a los menores a delinquir nuevamente, con programas de reinserción social como el “Apoyo a niños y niñas afectados por el conflicto armado”, presentado en Bogotá por la Unión Europea (UE) y Unicef con un aporte de 2,6 millones de euros (unos 2,8 millones de dólares).

Además, si las FARC “oficialmente” no los entrega, los menores quedarían por fuera de los programas diseñados para atenderlos y reincorporarlos a la vida civil.

Queda por ver si esa entrega se produce y qué jefe o jefes de las FARC asumen esta responsabilidad, con lo que el acuerdo de paz dará otro paso hacia adelante para consolidar la anhelada reconciliación que busca el país. EFE

Acusan a jubilada de 70 años de matar de un balazo a su vecina en Argentina

Las fuerzas de seguridad de Argentina detuvieron a una mujer de setenta años acusada de matar de un balazo a su vecina en la provincia de Buenos Aires como consecuencia de un conflicto que ambas mantenían desde hacía tiempo, confirmaron hoy a Efe fuentes policiales.


El suceso se produjo este jueves por la noche en la localidad bonaerense de Remedios de Escalada, en el sur de la provincia, cuando María Delia Melagini, que sufría problemas psiquiátricos, disparó a María Soledad Spaccarotella, de 40 años, quien perdió la vida de camino al Hospital Melo de Lanús, informó hoy la Agencia de noticias estatal Télam.

El crimen ocurrió después de que las implicadas comenzasen una fuerte discusión, cuando Melagini cargó un arma de fuego y disparó a la víctima en el cuello.

Según explicó a medios locales una amiga de la fallecida que reside en el barrio, Spaccarotella, madre de tres hijos, “tenía miedo” de la jubilada a la que varios vecinos ya habían denunciado “por violencia”.

Las fuerzas de seguridad tuvieron que intervenir para impedir que familiares y vecinos de la víctima “lincharan” a la atacante que terminó detenida.

La policía incautó “un revolver calibre 38 y una carabina 22” en el domicilio de la imputada, señalaron a Efe fuentes policiales.EFE