Hasta en panes quisieron meter droga al CRS Turi

Dos hombres y una mujer fueron detenidos por presuntamente tratar de ingresar sustancias prohibidas al Centro de Rehabilitación Social (CRS-Turi), en esta ocasión marihuana y cocaína fueron halladas en poder de los sospechosos.

 

En un primer caso, el ciudadano identificado como José M., fue detenido por los gendarmes cuando trataba aparentemente de ingresar droga la cual estaba camuflada en panes. Los agentes verificaron que los panes tenían sustancias de color blanquecino y verdosa, luego de la prueba de campo dio positivo para cocaína con un peso de 62 gramos y 49 de marihuana.

 

Mientras tanto, otro sujeto identificado como Cristian S., fue arrestado así mismo por tratar de supuestamente ingresar 9 gramos de marihuana al CRS Turi, el alcaloide estaba camuflado en fundas plásticas.

 

Finalmente, una mujer identificada como Diana V., fue aprehendida cuando al parecer trataba de ingresar 133 gramos de marihuana a la cárcel de Turi.

 

De estos casos lo dio a conocer el jefe de Antinarcóticos del Azuay Marlon Rivadeneira, quien además informó que la detención ocurrió durante controles que se desarrollan constantemente en el Centro de Rehabilitación Social. “Permanentemente el personal del centro penitenciario hace los controles para evitar el ingreso de objetos prohibidos, las personas que han sido halladas con el alcaloide han tratado de burlar los filtros, pero se ha detectado a tiempo la situación irregular, todos los arrestados fueron llevados ante la autoridad para determinar su situación legal”, agregó.

 

Correos paralelos

 

Por otra parte, los agentes de antinarcóticos, durante los últimos controles procedieron a la incautación de sustancias sujetas a fiscalización. Es así que en una de las inspecciones a un local, los uniformados encontraron en una encomienda camuflada en una envoltura de café 25 gramos de clorhidrato de cocaína.

 

En otra revisión, los gendarmes hallaron en una encomienda un frasco de plástico de color rojo con cinta de embalaje, la cantidad de 675 gramos de clorhidrato de cocaína líquida.

 

Y en una tercera intervención en un Courier, los agentes encontraron 195 gramos de clorhidrato de cocaína, la sustancia estaba camuflada en una lata de atún y en una funda plástica transparente. Todo el alcaloide fue decomisado por la jefatura de Antinarcóticos. (SPB) (I)

Le dieron permiso de usar el baño y se fugó

Un sujeto identificado como Luis O; fue detenido el pasado fin de semana luego de estar supuestamente implicado en el robo a un restaurante.

En horas de la mañana del pasado sábado, la Policía Nacional frustró el robo a un restaurante que está ubicado en la avenida Remigio Crespo y Federico Proaño, ese día los efectivos del orden desarrollaron un operativo y lograron capturar a uno de los sospechosos del intento de robo.

 

El individuo fue llevado a una Unidad de Policía Comunitaria (EPC) para luego ser trasladado ante la autoridad competente y de tal forma se efectúe el proceso de investigación. Sin embargo, el sospechoso se escapó de las manos de los policías.

 

Sobre este caso, Rubén Reyes, jefe de la Subzona Azuay manifestó que “esta situación fue puesta en conocimiento de nosotros, se nos informó que el sospechoso pidió el baño para hacer uso, personal policial facilitó el acceso al mismo y en ese momento el detenido aprovechó para darse a la fuga, como Policía Nacional nosotros inmediatamente procedimos a trasladar a los gendarmes que tomaron procedimiento del caso ante la Fiscalía para que la institución dé las disposiciones legales en cuanto a responsabilidades del personal policial”.

 

“Adicional a esto, la institución inmediatamente con el informe de esta novedad ha tenido que proceder a una fase interna de investigación a través de asuntos internos, al momento del arresto se cumplieron todos los protocolos, el detenido estaba con las esposas, pero cuando pidió el baño el policía lo facilita y ahí aprovecha el momento para escapar. Estamos realizando las labores necesarias para poder ubicar al sospechoso y sea puesto en manos de la autoridad competente”, agregó Reyes.

 

El titular señaló que por este caso también se están realizando labores de inteligencia para ubicar a otros sujetos que también estarían implicados en el hecho delictivo. (SPB) (I)

 

 

 

Una mujer queda embarazada dos veces en diez días

En Brisbane (Australia) una mujer se ha quedado embazada dos veces en un periodo de tan solo 10 días. Kate Hill y Peter querían ser padres. Debido a uno problemas de ovulación, se estaban sometiendo a un tratamiento hormonal para poder concebir un hijo.

Kate se quedó embarazada de mellizos. Después de tener a dos pequeños creciendo, 10 días después acudió al médico y comprobó que estaba embarazada de un tercer bebé. Lo más curioso es que la pareja afirma en unas declaraciones a Daily Mail que solo mantuvieron relaciones sexuales una vez, por lo que el esperma sobrevivió 10 días hasta que consiguió fecundar el óvulo.

Sin embargo, uno de los bebés falleció en las primeras etapas del embarazo. Las dos pequeñas, Olivia y Charlotte nacieron dos días antes de la cesárea programada. Las pequeñas tenían diferencias en el tamaño, peso y también en el tipo de sangre.

Este fenómeno se denomina embarazo superfetal que hace referencia al hecho de quedarse embarazada cuando ya se está embarazada. Solo se han documentado 10 casos similares en todo el mundo. (I)

Joven se aterroriza al ver quién salió en su selfie

Harper Kurtz tiene 13 años. Y como toda adolescente actual, cuando está aburrida comienza con sesiones de selfies. Una, otra, una más, la última. Eso fue lo que realizó durante un viaje en automóvil con su madre, Melissa, de Florida, Estados Unidos.

Al ver las imágenes que se había tomado, ambas observaron con horror que una presencia se distinguía en la parte trasera del vehículo. Pero ellas iban solas. ¿Qué era aquello? ¿Un fantasma? El miedo comenzó a apoderarse de ellas.

Fue así que Melissa comenzó a investigar qué podría haber ocurrido en esa tarde soleada en Florida. Lo que descubrió fue que hacía un año un niño había muerto durante un accidente de tránsito y que ello podría explicar la presencia del “fantasma”.

“Donde fue tomada la fotografía hubo un accidente de automóviles exactamente un año atrás. Cuando lo vi, alguien había sido evacuado en helicóptero”, indicó Melissa a diarios locales. Pero ambas no se dieron cuentas de ese intruso de la imagen hasta un mes después, cuando revisó su cámara fotográfica. Quien había sido transportado moriría camino al hospital, según averiguó la mujer. “Cuando vi la fecha del accidente, lloré”, añadió. (I)

 

Facebook se disculpó por censurar la foto de un bombero con quemaduras graves

Björn Natthiko Lindeblad quiso tener un reconocimiento especial con su amigo Lasse Gustavson el día de su cumpleaños número 60. Para ello acompañó la foto de su amigo con un bonito mensaje de felicitación en Facebook. Lo publicó hasta en tres ocasiones porque sin ningún motivo aparente las dos primeras veces la imagen fue borrada de la red social.

Indignado por este hecho, Lindeblad inició una campaña para compartir la imagen para ir en contra de las políticas de Facebook, las cuales calificó de “desagradables”, pues se trataba de un claro caso de discriminación hacia su amigo, a quien califica como una de las personas más maravillosas que ha conocido.

Más de 30 mil usuarios de la red social compartieron la iniciativa en sus cuentas.

En su mensaje, Lindeblad cuenta que tras contactar con numerosas víctimas de quemaduras, descubrió que la censura de sus fotografías era una práctica común en Facebook y lamentó que “estas a menudo sean clasificadas en la misma categoría que las imágenes racistas y sexistas”.

Tras este tercer intento y la repercusión alcanzada, la empresa se disculpó ante Björn y Lasse y dijo que las fotos se habían eliminado por error.

En declaraciones al diario británico Telegraph, Gustavson confesó que en el momento de la explosión, cuando tenía 24 años, se “hubiera ofendido”, pero ahora lleva viviendo “tanto tiempo con sus quemaduras” que ha aprendido a aceptarlas. (infobae.com) (I)