Al menos cinco detenidos por manejar ‘pasados de copas’

Agentes de tránsito efectuaron un operativo de control en las vías, con el fin de verificar que los conductores no se encuentren conduciendo bajos los efectos del alcohol.

El objetivo fue cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y concienciar a los conductores de los peligros que supone manejar en estado de embriaguez, pues tal situación puede provocar accidentes de tránsito.

En horas de la noche del domingo y madrugada de ayer, los uniformados efectuaron las pruebas de alcoholemia a los conductores que tenían aliento a licor, los controles realizados se produjo en las diferentes vías de la urbe.

El resultado fue la detención de al menos cinco conductores, quienes infringieron la ley de tránsito. Cada uno de los casos fue puesto en conocimiento del juez, quien determinó la respectiva sanción para cada infractor.

De algunos conductores el resultado fue negativo, mientras que de otros el alcotector marcó positivo, es decir, el grado de alcohol por litro de sangre superaba al permitido por el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El COIP de acuerdo al grado de alcohol en la sangre del contraventor establece como sanción la privación de la libertad, reducción de puntos en la licencia de conducir, multa y la retención del vehículo por 24 horas. (SPB) (I)

Sanción a locales de diversión que no cuenten con permisos

Para verificar que los dueños de los locales de diversión nocturna cumplan con lo establecido en la ley, la Policía Nacional, Intendencia y Comisaría del Azuay intensifican los controles.

Los dueños de centros de nocturnos (bares, discotecas y licoreras), deben tener los permisos de funcionamiento en regla, además de respetar el horario de atención al público, en el caso de que exista irrespeto a lo establecido, las autoridades a cargo de la inspección procederán a aplicar la sanción.

Sobre el tema, Roberto Alvear, intendente del Azuay, informó que todos los días se realizan controles, pero los fines de semana es donde existe más revisiones en los establecimientos de diversión nocturna ubicados en distintos puntos de la ciudad.

“En cada una de los operativos que desarrollamos se verifica que los propietarios tengan la documentación en regla, no exista la presencia de personas indocumentadas o que tengan cuentas pendientes con la justicia, además de que no haya menores de edad en su interior, lo que pretendemos es poner a buen recaudo la integridad de la ciudadanía”, dijo el titular.

Alvear indicó que “cuando hacemos las revisiones en los bares, discotecas, licoreras o incluso tiendas y se constata alguna irregularidad se procede a clausurar inmediatamente el local, el primer cierre es por ocho días y la multa de 100 dólares”.

El intendente además dijo que cuando existe reincidencia, a la segunda clausura, el local será cerrado durante 15 días, el tercer cierre será de 30 días y a la cuarta clausura se procederá a cerrar el negocio definitivamente, en todos los casos la multa es de 100 dólares.

Alvear también comentó que en el último fin de semana, tres locales fueron clausurados en el sector de Ricaurte, una tienda y dos licoreras por exceder el horario de atención permitido.

El intendente dijo que las personas que tienen sus negocios de diversión nocturna deben contar con todos los permisos para su respectivo funcionamiento y que, al dejar ingresar a los asistentes, deben solicitarles su documento de identificación. Según Alvear, lo que se quiere evitar es que se den actividades ilícitas dentro o fuera de tales establecimientos. (SPB) (I)