Afros mantienen sus tradiciones en Ecuador

Cerca del 70% de los afroecuatorianos viven en la provincia costera de Esmeraldas, ubicada en el noroeste del país. Esta concentración ha permitido que los afroecuatorianos conserven sus tradiciones culturales, pero también ha contribuido bastante a su marginación, en términos políticos, sociales y económicos, por parte de la sociedad ecuatoriana en su conjunto. La provincia de Esmeraldas recibe escasos fondos gubernamentales para obras públicas, educación e inversión comercial, aunque esta triste situación finalmente está cambiando.

La mayoría de los afroecuatorianos no son recién llegados al Ecuador. La mención de las personas de ascendencia africana en Ecuador se remonta a mediados del siglo XVI cuando un barco que transportaba esclavos encalló en la costa ecuatoriana. Los esclavos se rebelaron y escaparon a tierra, en donde crearon un próspero asentamiento que atrajo a los esclavos que habían escapado de otras partes de América del Sur dominadas por los españoles.

Una cultura reconocida a nivel mundial

Más tarde, los misioneros jesuitas establecieron plantaciones de azúcar e importaron esclavos del África para que trabajasen. Los afroecuatorianos han mantenido sus influencias culturales africanas durante los últimos 400 años y han dado origen a una nueva cultura híbrida que se pone de manifiesto en la vivaz música conocida como Marimba. La ciudad costera de San Lorenzo organiza festivales de Marimba en mayo y agosto. Los amantes de la música llegan a San Lorenzo de cerca y de lejos, para disfrutar las vistas y los sonidos que parecen no tener fin.

Los turistas recién desde hace un tiempo conocen Esmeraldas, que es tanto una provincia como una ciudad, y muchos complejos hoteleros han surgido para atender las necesidades de la creciente afluencia de personas seducidas por las maravillosas playas de arenas blancas que hay en el área, los deliciosos mariscos y la cálida hospitalidad de los lugareños. Los proveedores ofrecen excursiones en canoa al distante y apartado interior de la provincia con el fin de ver su asombroso espectro de vida silvestre, y para los amantes de la pesca hay excursiones en bote que brindan a los fervientes pescadores la oportunidad de atrapar peces aguja, peces vela y otros peces exóticos de trofeo. (ecuador.com) (I)

Comerciantes informales deambulan por doquier

En varios sectores de Cuenca se evidencia la presencia de comerciantes informales, quienes comercializan frutas, chuzos, salchipapas, ceviches, entre otros. Para algunas personas esto es un problema sin solución.

Diariamente, en cada parte de la ciudad, ya sea en la zona urbana o rural se puede notar la presencia  de varios comerciantes informales quienes se dedican a la venta ilegal de comida o productos como ropa, de aseo y más.

A pesar de que la Guardia Ciudadana les advierte que no deben vender en lugares públicos, la gente recorre calles, mercados y parques para comercializar sus productos. Esto con tal de ganar algo para sus familias.

Tal es el caso de Luis Tuba, quien hace más de 10 años es vendedor ambulante y no tiene un sitio definido para realizar su trabajo. “Siempre he venido trabajando en el mercado 9 de Octubre, por el Centro Histórico, y otros lugares en donde se reúne la gente. Es un trabajo digno y a la falta de tener algo fijo nos toca ganar dinero de esta manera”, dijo.

Además, mencionó que varias veces los Policías Municipales les han pedido que se retiren pero, “no entienden que tenemos familias y de eso vivimos, si tuviéramos un trabajo fijo no estuviéramos de ambulantes, pero a veces a las malas nos mandan sacando, deben ser más conscientes y no actuar así”.

Asimismo, Laura Sinche, vendedora de chuzos en el sector 9 de Octubre, comentó que inició  con ese trabajo porque no tuvo otra salida, luego de que fue despedida del almacén en donde trabajaba. “Hay veces en que nos toca trabajar de lo que sea, en mi caso tengo que mantener a mis hijas y con ellas mismas vendemos aunque sea para sacar para la comida”.

A decir de Sinche, hay personas que sienten que los comerciantes informales son un estorbo, “pero no es así, porque somos personas normales que buscamos trabajar de cualquier manera, nada más, pero la gente se molesta diciendo que les quitamos trabajo o que no pueden pasar por las aceras… deben entendernos más”, explicó.

Por su parte, Luisa Otavalo comerciante de bufandas, mencionó que si les retiran de un lado van a otro, pero que no pueden dejar de vender porque viven de eso. “No hay trabajo y por eso ahora se ve más la informalidad, en los sitios a donde voy están varios vendedores de cualquier producto y ahora la competencia es grande, incluso hay productos de otros países que la gente trae y viene a ubicarse en cualquier lado para vender más barato”, comentó. (MAA) (I)

Proyectos para informales

Por parte del Municipio de Cuenca, a través de la dirección de Ferias y Mercados, construyeron la plataforma itinerante de Narancay; sin embargo, en su mayoría está destinada para los comerciantes informales de “El Arenal”.

Para el próximo año se prevé contar con un mercado mayorista con el cual tratarán de ir solucionando el problema.

Áreas históricas municipales también posee un proyecto de organización para los  comerciantes autónomos del Centro Histórico, aunque existe controversias por dicho plan.

 

 

 

Sin destino seguro la Carpa del Circo Social

Ha transcurrido mas de un año y medio y la carpa del Circo Social sigue sin definirse, según autoridades encargadas, se espera la notificación por parte del Ministerio de Cultura para definir el destino de las estructuras.

Según Marcelo Abril, jefe administrativo de Acción Social Municipal, la empresa que construyó la carpa está en un proceso de liquidación de todas las estructuras de las carpas del país, “para nosotros es difícil intervenir porque no nos  corresponde las estructuras, hemos estado presionando que se libere el espacio para brindar mas actividades”, recalcó.

Sin embargo, Abril expresó que el proyecto de la Carpa del Circo Social se sigue fortaleciendo con las diferentes actividades circenses.

Se espera que la entrega de la notificación sea en el transcurso de estos días, con el fin de definir el proceso de las estructuras.

Uno de los planes a futuro, en este espacio, es la creación de un coliseo para eventos culturales de la ciudad. (RGG)(I)

 

En vacaciones, vendedores pierden hasta un 50% de ganancias

Oficialmente finaliza el año lectivo, con una minga de limpieza, según el cronograma de educación, los estudiantes asistieron a las aulas 200 días.

Para Piedad Vintimilla, vicerrectora de la Unidad Educativa Dolores J. Torres, durante este año lectivo las principales actividades se han enmarcado en lo pedagógico, labor comunitaria y la aplicación del plan curricular en las diferente áreas.

Una de las dificultades que ha tenido que pasar la institución en el año que culmina han sido los cambios de notas a través de la plataforma virtual, “esperemos que ya nos vayamos adaptando a los cambios que se vienen”, dijo.

Lo negativo en la culminación del año escolar, es el destino que tendrán los  vendedores que se ubican en las salidas de las instituciones, según ellos, durante la época de vacaciones tienen que buscar nuevos lugares para comercializar sus productos, comentan que estos meses sus ingresos disminuyen en un 50%.

María Pacha, comerciante, indicó que estos meses recorrerá ciertos días el centro histórico, como también se ubicará en la Feria Libre hasta esperar el nuevo año escolar. (RGG)(I)

 

 

 

 

Piden fiscalización en la Francisca Arizaga

Un grupo de padres de familia de la escuela Francisca Arizaga, piden a las autoridades de educación que se realice una fiscalización en dicha entidad, según los denunciantes,se estaráin registrando varias irregularidades al interior.

Según, los padres de familia, los alumnos recibieron maltrato verbal por parte de un docente de educación física que, al momento ya no labora en la Institución, sin embargo, señalan  que la esposa del ex docente se encuentra todavía laborando, “creemos que ella le ‘tapaba’ todo al esposo y queremos la salida de ella”, expresaron.

A esto se suma el retraso de los alumnos en la asignatura de matemáticas, “nuestros hijos no saben nada en esta materia, nosotros vamos a cambiarle”, señalaron.

Ante la denuncia, Luis Aguilar, director encargado, indicó que en ningún momento los padres de familia se han acercado para realizar la queja, “no hemos tenido conocimiento de la denuncia”, dijo. (RGG)(I)