ELECCIONES …

 

Leonidas Márquez Palacios.

 

 

Señores  se vienen las elecciones y  ya aparecieron los de la derecha y los de la izquierda, agnados y cognados protestan de que ellos también son democráticos y tienen hasta cierto punto razón. De una democracia que les garantice sus privilegios, son los más ardientes y sinceros partidarios.

Una democracia que mantenga intocables  los latifundios monstruosos, les subyuga. Un sufragio a base de peonadas, manejadas con el látigo y el hisopo, es el estado perfecto. Es una democracia  que puede darse ciertos lujos. Uno que otro millonario, y millones de esclavos, para estos encomendadores de  tuerca y tornillo, de ignorancia enciclopédica, la democracia se reduce  a que cada cierto tiempo, los esclavos  depositen sus papeletas en las urnas, para que nuevos liborios tan vacios y untuosos como los anteriores vayan a cumplir órdenes en los ministerios y en la Asamblea.

Solo que los esclavos no quieren entender así a la democracia. Y los partidos del centro tienen que escuchar este clamor sino quieren ser unos demócratas iguales a los encomenderos rapaces. Ellos quieren conservarlo todo igual: los títulos, la miseria, la ignorancia, la sangre, el sudor, las lágrimas. Este gobierno viene cambiando nuestro país, esto es lo que debe tomarse en cuenta cuando se plantea  la unidad democrática. Pues unirnos  por unirnos solo por el placer de derrotar a los otros es un menguado empeño. Unirnos  solo para mantener el prestigio democrático del Ecuador, equivale a dar vueltas  a la noria. Unirnos solo para librarnos del populismo, es volver al mal menor, que tan fatal ha sido para nuestro país porque el pueblo no necesita pan sin libertad y libertad sin pan, es hora de  de unirnos  alrededor  de un gran líder  que garantice  la conquista  de ambos, que garantice la conquista de ese programa.

Isaac Achico

 

A pesar que algunos moradores desconocen algunas calles cercanas que rodean su sector, las calles de su barrio las conocen como la palma de su mano.

Entre las calles Daniel Durán y Federico Sánchez, se encuentra  el barrio Isaac Achico, ubicado en el sector de Ricaurte, a pocas cuadras del bonito Parque Central.

En el barrio se puede evidenciar la construcción de grandes casas que actualmente se encuentran vacías debido a la cantidad de migración que ha existido. Moradores del sector señalaron que la mayoría de estas viviendas han sido construidas por familiares de los migrantes, pero las dejan abandonas por mucho tiempo, “existen casas que han estado abandonad por tres años, y nadie se acerca para reclamarlas”, indicó una vecina del lugar.

En horas de la mañana, la tranquilidad del lugar es bastante visible, pero a partir de las 19h00, personas ajenas al lugar, hacen de las suyas en  esta zona, sin embargo, la unión de los moradores es lo que hace más fuerte al barrio para evitar cualquier clase de altercados. (PAR)

 

Personaje del Barrio

El rinconcito del “El Gato”

En una de las esquinas del barrio, se encuentra la pollería y restaurant “El Gato”, este pequeño negocio brinda a propios y extraños deliciosos desayunos, almuerzos, meriendas, platos a la carta, pollo asado, encebollados, jugos, colas, cervezas y las infaltables jarritas, para todo aquel que un fin de semana prefiere disfrutar en compañía de sus amigos.

De lunes a sábado, a partir de las 8h00 hasta las 22h00, este local abre sus puertas para brindar atención a toda su clientela.

Hernán Espinoza, propietario de este local, señala que todos sus vecinos visitan su negocio, para probar una de sus deliciosas golosinas, “el chaulafán  es la especialidad de las casa, y por dos dólares los clientes salen con la barriga llena y el corazón contento”, comentó Hernán.

Son tres años, los que “El Gato”, con su sazón costeña, le pone el toque culinario a este barrio. Junto con su familia, vinieron desde Machala a radicarse a nuestra ciudad y el recibimiento que han tenido ha sido cien por ciento positivo.

 

Lo Bueno

El barrio cuenta con un espacio limpio y bien  cuidado para el funcionamiento del mercado que todos los domingos se encuentra disponible para los moradores del lugar. Es conocido como el “mercado del barrio”, más cercano y de fácil acceso.

 

 

Lo Malo

Las malas condiciones en las que se encuentra una pequeña estación de policía, son bastante evidente, el rótulo está en pésimas condiciones y oxidado, De vez en cuando es usado por miembros de la Policía.

 

Lo Feo

La entrada del barrio tiene calles pavimentadas, pero algunas se encuentran en pésimas condiciones, el polvo y el lodo que ocasionas las lluvias, hacen de este camino un lugar difícil para transitar, incluso los vehículos se ha visto afectados.

 

 

El martes y 13: su vinculación con la mala suerte, fobias y numerología

Algunas culturas consideran que si el 13 de cualquier mes cae en martes ese día no puede traer nada bueno. El Martes y 13 se considera también día de mala suerte en algunos países de América Latina, si bien esta vinculación no tiene un origen científico, ni siquiera mitológico y, según las fuentes, lo relacionan con la última cena de Jesucristo, con el tarot, con la Cábala, con las leyendas nórdicas, con los antiguos Egipcios y hasta con la Edad Media.

El Martes y 13 se considera un día de mal augurio en culturas como la española, la griega y en algunos países de América Latina. El origen de esta fobia a este día, que se denomina trezidavomartiofobia, varía según las fuentes, aunque la más extendida es la que tiene que ver con el cristianismo. Así, eran 13 (doce apóstoles y Jesucristo) los participantes en la última Cena de Jesucristo, de modo que al traidor, Judas, se le considera como el número 13 de esa última cena. Además, en el Apocalipsis el capítulo 13 corresponde al anticristo.

Otras referencias al número 13 citan la Cábala, que enumera a 13 espíritus malignos, y a las leyendas nórdicas (en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el decimotercer invitado).

En cuanto a su relación con el Tarot, el número 13 hace referencia a la imagen de la muerte.

El refranero español recoge esta aversión a una fecha que se considera de mal augurio con la expresión: «En 13 y martes, ni te cases ni te embarques». En este sentido, resulta curioso destacar que es habitual que muchos aviones no tengan fila 13, ni asiento número 13, tratando de evitar así que un pasajero decida no adquirir ese asiento.

La combinación entre el número 13 y el martes como señal de «colmo de los colmos» a la hora de indicar que trae mala suerte tiene en parte su origen en la Edad Media, pues un martes cayó la ciudad de Constantinopla (algo que supuso también un duro golpe al cristianismo). A esto hay que sumar el hecho de que en la mitología romana Marte es el dios de la guerra. También la leyenda señala que fue un martes y 13 cuando se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel, una edificación clave en la mitología judeo-cristiana mencionada en el Antiguo Testamento que hace referencia a que con ella los hombres pretendían alcanzar el cielo.

Cuestión de fe!!…

 

El don de ser comadrona

Entienden el idioma de la localidad, la cultura y las necesidades de las mujeres; no miden riesgos ni tienen límites para llegar al lugar donde deben atender la labor de parto, por ello son muy queridas y respetadas en las comunidades.

En este sentido, las comadronas son importantes personajes comunitarios, que ancestralmente han acompañado a las familias y las comunidades en temas relacionados con la salud, sociales y culturales donde actúan al dar apoyo, consejo y orientación.

Han desempeñado un rol fundamental en la atención de la mujer embarazada al acompañarla en todo el proceso de gestación y lactancia, siendo también beneficiada la familia.

Muchas no fueron a la escuela y mucho menos a la universidad para aprender todo lo que implica una carrera de ginecología y obstetricia. Sus conocimientos se los deben a la experiencia vivida o heredados de sus abuelas, y un buen grupo se ha preocupado por especializarse a través de los programas del Ministerio de Salud.

Invertir en ellas es una prioridad porque son una esperanza para disminuir las tasas de mortalidad materna, que de hecho es una de las más altas de Latinoamérica y el Caribe, al ocupar el tercer lugar, después de Haití y Bolivia.

El rol que desempeñan

Las comadronas dan asistencia a más de la mitad de mujeres gestantes en nuestro país y son lideresas de sus comunidades. A muchas de ellas se les denomina abuelas recibidoras de nietos y suelen ser las más ancianas.

Ellas consideran que es una vocación o un llamado y por ello generalmente no cobran, son muy apreciadas y escuchadas en los pueblos.

En el algunos países, aún hay comunidades que no tienen acceso a los servicios de salud y las gestantes no reciben ninguna atención durante el parto o son ayudadas por sus esposos, por eso es que existe una gran posibilidad de que fallezcan por hemorragia posparto. Por ello, a nivel salud, se valora cada vez más el papel que pueden jugar las comadronas en esas áreas, en la estrategia de reducción de la mortalidad materna y neonatal, así como en el mejoramiento de la salud de las mujeres.

Además del apoyo que prestan en las actividades de la casa, cuidados del recién nacido y elaboración de alimentos. (PAR)

¡Se debe aplicar mano dura para maquinaria pesada mal estacionada!

 

La empresa de movilidad EMOV, busca la posibilidad de poner mano dura a los dueños y conductores de maquinaria pesada como tractores y volquetes que estacionen mal sus máquinas en la vía pública.

La campaña para  terminar con la mala costumbre que se ha reiterado en las calles de esta ciudad y que genera inconvenientes en el normal tránsito vehicular, desde que se aplica la ordenanza de parqueo de camiones de carga pesada, hasta el momento se han retenido 200 vehículos de esta magnitud, pero vuelven a reincidir, según informó Vladimir Argudo, del departamento de control en la vía pública.
A través de partes se pretende hacer entender a los camioneros y también a los propietarios de vehículos abandonados en varios sectores de la ciudad, pese a que se realizan los controles los dueños de estos vehículos reinciden en su infracción.

“Lamentablemente es un juego del gato y el ratón, se hace el control, el vehículo desaloja la zona pero lamentablemente vuelven a ubicarse allí”, dijo.

Según Argudo, al parecer los dueños de estas máquinas, no les hace nada pagar la multa que corresponde a casi medio sueldo básico, pues cree que el servicio de estos vehículos rinde mucho más que lo que tienen que pagar de multa.

Personal

Aunque se cuente con el personal adecuado para que realice los controles respectivos, según el funcionario, ellos no pueden estar pendientes todo el día de una sola zona, sobre todo en las entradas y salidas de la ciudad.

En cuanto a la colocación de los cepos, Argudo indicó que por ser vehículos muy grandes y pesados no pueden ser remolcados pero que la solución la han encontrado en la colocación de estos dispositivos que inmovilizan al tractor o al volquete.

Incluso hay maquinas que no tienen placas, ni el documento que los faculte a transitar en las avenidas de Cuenca, pero lamentablemente no es competencia aún de la empresa de movilidad.

Este problema se da más en los sectores de Misicata, Carmen de Guzho, Quinta Chica y otros que son entradas de la ciudad. (SAM)